Siempre

Mucha manía tenemos de poner un día para cada cosa, ¿por miedo a olvidarlo? ¿Para recordárselo a otros sin quedar mal? No lo sé, pero creo que hay ciertos días que no deberían olvidarse, porque no deberían tener fecha, ni caducidad de 24 horas, o ¿acaso nuestras madres lo tienen? ¿No, verdad? Porque de una manera o de otra siempre están ahí, la mayor parte de las veces, las tienes ahí, mirándote de frente o de reojo y otras en silencio, esperando a que tú la mires, y otras por desgracia desde muy lejos, pero siempre ahí.
Personalmente no siempre me he comportado como debiera con ella, no voy a echarme flores, pero hace un año me di cuenta qué el pensamiento que tenía de peque, de tener una madre y un padre inmortales como los super héroes, era sólo un deseo y no todos los deseos se cumplen.
Ahora, la veo de otra manera, puedo llegar a ver su cansancio, su miedo, su preocupación por mi hermano o por mí, entiendo por qué aquel día en el cole me encontré con que mi bocadillo sólo era de pan, se olvidó de ponerme algo dentro (no me mates si lees esto, mamá) entiendo que al final del día, nos suelte dos gritos (ni por esto) porque sólo quiere un momento para ella y muchas veces no lo tiene. Ahora, y dicen que más vale tarde que nunca, me doy cuenta qué hace más de lo que debiera por nosotros y que nos regala esos momentos que necesita, y lo hace porque si, porque quiere, porque nos quiere.
Porque desde hace un tiempo ,me despierto con sus audios en el móvil, porque no puede venir a despertarme como antes para ir al insti y porque hoy, me ha dado una sorpresa y me ha despertado como lo hacía antes y aun con lo cansado que me sentía que bien me he levantado, quien diga que no le gusta que su madre entre en silencio y le despierte con un beso y una caricia en el pelo, MIENTE, así, en mayúsculas .
Porque somos tontos de no saber aprovechar lo que tenemos, mi madre lleva más de un año sin poder ver a la suya y joder como debe doler eso, he decidido que no voy a desaprovechar ni un momento, que quiero sus abrazos, sus besos y sus “charlas”, que quiero y pienso decirle cuanto la quiero, que cuando me eche la bronca por llegar tarde o por contestar o soltar tacos, por dentro me sentiré afortunado, porque lo soy.
No soy quién para dar consejos, me faltan tablas para darlos, supongo, pero esta vez sí voy a hacerlo, no dejéis que los días pasen sin un beso o un abrazo o una sonrisa, porque nadie somos superhéroes y a todos nos hace falta, y si, incluso a ellas.

TE QUIERO,MAMÁ, MUCHO.

Loyal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com